Una madre fue acusada de abuso infantil a través de las redes sociales, tras perforarle las orejas a su hija, cuando, consideraron, era “demasiado pequeña”.
Levi Connell, se vio obligada a responder a las críticas después de que decidió perforar las orejas de la pequeña, cuando tenía ocho semanas de nacida.
La joven de 24 años de edad se enfrentó a preguntas de su pareja, e incluso de su propia madre, pero Levi insistió en que la niña se las haría perforar a una edad temprana, según lo publicado por Leeds Live.
Ahora, detalló, ha escuchado lo que las personas hablan de ella y ha leído comentarios en los que la califican de “repugnante” y que acusan su acto de ser “abuso infantil”.
“Cuando decidí hacerlo por primera vez, tenía críticas mixtas de todos, incluida mi madre y mi pareja”, señaló.
Cuando tenía ocho semanas, se decidió y lo hizo y aunque otras personas le comentaron que era demasiado joven, ella considera que ahora que la ve, sabe que es perfecta.
“Me ahorra la molestia cuando es pequeña porque cuando sea mayor podría decir que los quiere y luego decidir que no y ahora ya está hecho, los tendrá para siempre”, expresó.