Una mujer quedó completamente ciega de un ojo y podría perder el otro tras intentar teñirse sus globos oculares de color negro.
De acuerdo con Daily Mail, Aleksandra Sadowska, una modelo de 25 años, acudió con un tatuador para que le ‘pintara’ los ojos de negro, tal y como lo había hecho el rapero ‘Popek’.
El procedimiento falló y dejó a la joven quejándose de dolor en los ojos, sin embargo, el tatuador dijo que era normal y podría calmarse con analgésicos.
El sufrimiento y ardor nunca acabaron, y dejaron a Sadowska ciega de su ojo derecho, los doctores dijeron que el daño era irreparable y pronto perdería la vista en el ojo izquierdo.
Durante la investigación posterior se descubrió que el hombre había cometido serios errores en el proceso, incluido el uso de tinta corporal para tatuar la piel, que no debía entrar en contacto con el ojo.
No me encerraré en el sótano y me deprimiré. Tengo tristeza detrás de mí, pero vivo”, expresó la modelo ante la noticia.
El tatuador, nombrado por los medios como Piotr A., enfrenta tres años de prisión.

Leave a Comment