Israel lidera con diferencia la vacunación per cápita a nivel mundial.
Ya ha vacunado a la mitad de su población y desde la última semana de febrero el país ha comenzado a retornar a la normalidad.
Aunque medidas como el uso de mascarilla y el distanciamiento social continúan, centros comerciales, mercados, teatros y sinagogas ya están abiertas al público.
El exitoso plan de vacunación implementado por el país ya está teniendo un impacto directo en caída de infecciones, hospitalizaciones y muertes por covid-19.
“La vacuna reduce drásticamente las enfermedades graves y la muerte y esta influencia se puede ver en nuestras estadísticas de morbilidad”, dijo a la prensa local Chezy Levy, director general del Ministerio de Salud de Israel.