En las redes sociales se ha vuelto tendencia Anonymous y Ciudad del Vaticano.
Y es que en Internet han señalado que los hacktivistas burlaron la seguridad informática y revelaron supuestos datos de la Radio Vaticana a los que tuvieron acceso.
Además de que dicen sacaron a la luz pública cientos de casos de abusos de sacerdotes a menores de edad.
Hasta ahora ninguna autoridad del Vaticano se ha pronunciado al respecto.
Hay muchas dudas sobre la veracidad de la información, en redes circulan videos y datos sobre el incidente y muchos dicen que son noticias falsas.
En el 2012, Anonymous retiró el sitio web del Vaticano, diciendo que era un ataque contra los escándalos y la doctrina conservadora de la Iglesia Católica Romana.
El sitio web del Vaticano www.vatican.va era inaccesible. Un portavoz dijo en ese momento que no podía confirmar que el accidente fuera obra del grupo de hackers, pero dijo que los técnicos estaban trabajando para recuperarlo.
Una declaración en el sitio web italiano del grupo de ciberactivistas acusó a la Iglesia de ser responsable de una larga lista de fechorías a lo largo de la historia, incluida la venta de indulgencias en el siglo XVI y la quema de herejes durante la Inquisición.
“Hoy, Anonymous ha decidido poner su sitio bajo asedio en respuesta a su doctrina, liturgia y las reglas absurdas y anacrónicas que su organización con fines de lucro difunde en todo el mundo”, dijo el sitio web.
También acusó al Vaticano de ser “retrógrado” en su interferencia en los asuntos domésticos italianos “a diario”.
Anonymous, junto con otro grupo LulzSec, se ha atribuido varias acciones de piratería de alto perfil contra empresas e instituciones, incluida la CIA.