Durante su presentación en el show de Estrella TV, Tu-night, la Banda MS de Sergio Lizárraga sorprendió a porpios y extraños al anunciar que tendrían un nuevo integrante y vocalista de la agrupación.
Tras la inquietante revelación hecha por los originarios de Mazatlán, Sinaloa los fans se tranquilizaron al saber que solo sería por una noche y que se trataba del conductor Omar Chaparro.
Sucede que durante la emisión del nocturno, los vocalistas Walo Silva y Alán Ramírez, ante el asombro de la audiencia y al estilo de un presentador de box, anuncian que tendrán una nueva voz solo por esa noche.
Señoras y señores aquí en Tu-Night la Banda MS y su nuevo vocalista y líder de la banda, sólo por una noche, Omar Chaparro”, dijo Silva.
Luego de la maravillada presentación, Omar apareció en el escenario con micrófono en mano y el uniforme de la banda para interpretar uno de los más grandes éxitos de la agrupación, Mi razón de ser.
Sí mamá está la Banda MS aquí, esto va para ti y para todas las chuladas que la pidieron, pa’que vean que siempre las escuchamos”, exclamó el comediante.
No fue solo la primicia del nuevo elemento musical la que dejó atónita a la audiencia, sino la dinámica a la que se sometieron todos los intérpretes de Cahuates pistaches donde Chaparro los hizo sacar sus trapitos al sol.
En el show los cantantes resultaron fuertemente balconeados y es que los miembros de la banda de las dos letras catalogaron a Alan como el que tiene más pegue con las fans, el más desastroso y más flojo; mientras que Silvas solo piensa en comer, es el más impuntual y pasa todo el tiempo en el celular.
Fue sin duda una noche llena de confesiones pues además de verlos juntos sobre el escenario, al protagonista de No Manches Frida y Alan los une algo imborrable y fueron ellos mismos quienes recordaron aquél terrible momento al salir de su concierto en el Auditorio Nacional, donde Omar había cantado a su lado.
Llegó la camioneta tuya y me dijiste, a qué yo salgo primero que tu, llegó tu camioneta, te subiste, llegó la mía y te dije, no porque para que salgas tu, tengo que salir yo primero, ya me salí, me fui al camión y ya tu te fuiste para tu casa. Era alrededor de las 12, 1 más o menos cuando yo me voy al camión a cambiarme, los compañeros me dijeron: dame un ray, te vas a ir en la camioneta con los seguridades, ahí fue cuando dimos una vueltecita prohibida y ahí tronó el vidrio”, narró Ramírez.