Carolina del Sur está cerca de convertirse en el cuarto estado de Estados Unidos en aprobar la pena de muerte por fusilamiento.
La Cámara de Representantes estatal avaló, por 66 votos contra 43, una iniciativa que permite que pelotones de fusilamiento ejecuten las sentencias de pena de muerte, informa hoy la cadena CNN.
El Senado había aprobado una versión parecida en marzo y ahora debe revisar la iniciativa que salió de la Cámara. Una vez unificado el lenguaje, el proyecto sería enviado al gobernador Henry McMaster, quien dijo que lo firmará.
Hasta ahora, Carolina del Sur tiene autorizados como métodos para aplicar la pena de muerte la inyección letal y la electrocución. Sin embargo, señala CNN, los problemas para encontrar los medicamentos necesarios para la inyección han hecho que diversos estados suspendan las condenas. En el caso de Carolina del Sur, no se ha aplicado la pena de muerte desde 2011.
De aprobarse la iniciativa, Carolina del Sur se sumaría a Oklahoma, Mississippi y Utah, que también permiten el fusilamiento como opción para aplicar la pena de muerte.
¿En qué consiste el fusilamiento?
El fusilamiento se utilizó por mucho tiempo en la época de guerras, en donde un individuo era sometido a disparos por un grupo generalmente de militares, como pena capital a diversos delitos.
Estos fusilamientos podían llevarse a cabo en grupo, no siempre era en solitario, y para aligerar la culpa de los fusiladores, se solía cargar algunas armas con balas de salva, pues de esa manera los encargados de la ejecución no podían saber si su disparo había sido el responsable de ocasionar la muerte del sentenciado.
En México durante la Guerra de Independencia, la Revolución Mexicana y Guerra Cristera, varios generales y emperadores fueron ejecutados por medio del fusilamiento, pues en ese entonces era considerada una de las formas más sencillas y útiles para llevar a cabo la pena de muerte